Formando parte de los dos por ese afán de no perderte.
Deshaciendo los misterios que el tiempo dejó por error en mis manos, por no saber donde esconderlos, por saber que a pesar de todo mi calor sigue intacto.
Mientras vos recomponés el parabrisas que partí en dos con mis abrazos, yo me esfuerzo por encontrarte, para mojar cada recuerdo con mis lágrimas, para llover mi almohada con tus besos fugitivos.
Que mientras vos escapás de cuando nuestro amor escapó, yo permanezco en la frontera de nuestras almas, queriendo convertir el adiós en un siempre insoportable.
Porque mientras vos te camuflás entre las sombras, yo soy espectro de nuestra memoria.

8 comentarios:

  1. El mundo está tonto y tenemos que llorar por los que no se lo merecen y reírnos de los sentimientos de las personas importantes.
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado esta entrada.
    Sobretodo el final:
    Porque mientras vos te camuflás entre las sombras, yo soy espectro de nuestra memoria.


    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. "Te pido desenrredarme de vos, así como otras me enrredé yo misma" Eso me encantó. Y del texto este último lo mejor es el final. Y los finales son casi siempre lo más importante. Después del principio, claro (?).
    Me gusta mucho esta foto que abre el blog. De donde la sacaste?

    Beso.

    ResponderEliminar
  4. Muy buena la frase final.

    Gracias por pasar de visita.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  5. Te hacés de una legión de seguidores!
    Que genia.

    Asique una decepción...

    ResponderEliminar
  6. "...queriendo convertir el adiós en un siempre insoportable..."

    ResponderEliminar
  7. Hermoso!!!!! siempre hermoso!!!

    andaba medio desaparecida de mis blog amigos, y una pena... por perderme de leer estas cosas.

    como siempre FLopi, me saco el sombrero con tus escritos!

    muchos besos!

    ResponderEliminar