y beso tus cadenas,
y quiero prometerte ser libres como dos versos tachados...

( me acuso de morirme sin tu boca.
confieso que desde que te has marchado,
sólo bailo en las fiestas donde tocan,
la música del vals de los ahorcados. )

2 comentarios:

  1. "... me acuso de morirme sin tu boca.
    confieso que desde que te has marchado,
    sólo bailo en las fiestas donde tocan,
    la música del vals de los ahorcados..."

    exquisito párrafo! me mataste de la manera más dulce y antagónica cuando he leído estas reducidas poéticas cuatro líneas...

    agregando una conjugación atinada de entrar a leer este corto post mientras se escuchaba de fondo "el árbol caído"

    ResponderEliminar
  2. gracias por los halagos pero se los lleva Sabina, ojalá eso fuera mío.

    ResponderEliminar