Certezas.

Las puertas fruncen el ceño y a mí se me hace cada vez más lejano escribirte, como si con el tiempo te hubieses transformado en concepto puro, en definición precisa, como si todo eso que estaba fuera, que salía de mí y de vos, que nos dejaba colgados en tan sólo una varilla de metal, se hubiese caído, se hubiese secado. Tengo los puentes, los llamados, notas a pie de página, el río de abril y más de tres canciones con tu nombre. Pero es todo tan metódico, es todo tan exacto que deja de pertenecernos (a nosotros: dueños de la imperfección, de los archivos a medias, de los tiempos equivocados, de algo que de repente era una sábana en el piso, despertarnos para apagar el despertador y en medio de una risa fumar un cigarrillo y bebernos de a sorbos.) El pasado se me volvió metal entre los dedos, historia para contarles a los otros y se temporizó en lo que era un invierno con paraguas. Te escribo pero al mismo tiempo siento que no te escribo, siento que lo que antes venía con las palabras, se perdió el tren, de la misma forma que mi mano te perdió, mi mano que ahora es una palabra, mi mano que sin tu mano es definición pura.

13 comentarios:

  1. El pasado se me volvió metal entre los dedos, historia para contarles a los otros y se temporizó en lo que era un invierno con paraguas.

    Increíble.~

    ResponderEliminar
  2. Convertir manos en palabras es como dejarle al espacio via libre para alejarse :(

    Besos enormes

    ResponderEliminar
  3. Cómo te entiendo y cómo me gustaría no entenderte.

    Es el tiempo de palabras que ya no saben dibujar el pasado, gastadas de tanto escribirlo una y otra vez para no perder detalle, para no dejar que llegue la certeza de que fue más lo inventado que lo vivido.

    :/

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Escribir es concepto. lastima que concepto sea tan fuerte que mueve el mundo con nosotros adentro.

    mi beso

    ResponderEliminar
  5. muy bellas imagenes hay en tu prosa.

    llega un momento en que la persona que nos importa toma distancia, se vuelve abastracta

    ResponderEliminar
  6. Qué lindo y además aún mejor con Lisandro de fondo (:

    ResponderEliminar
  7. Lindo. Yo siento qeu el futuro se me escurre de las manos

    ResponderEliminar
  8. perdon, no me acuerdo como fue la conversación hahahaha

    ResponderEliminar
  9. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    COMPARTIENDO ILUSION
    ANTES DEL AMANECER

    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...




    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE MONOCULO NOMBRE DE LA ROSA, ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  10. Que lindo, que pena que salga de adentro y que ademas de escribirlo, lo sientas.
    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Qué magia opera el tiempo para convertir lo tangible en poco más que humo...

    ResponderEliminar
  12. Realmente un hermoso blog, y por supuesto lo mismo del texto.
    Sigo el blog, por supuesto.
    Un saludo!
    Espero ver un comentario en el mío, si lo desean.

    ResponderEliminar
  13. No existen las casualidades, la casualidad sería que te chocara y no tubiera ganas y JUSTO te choqué.
    La NO casualidad sería que estuviera en un chino, te cruzara y recordara las ganas de cruzarte que tengo, entonces no sería raro, porque siempre que tenes ganas de ver a alguien, prendes como un sexto sentido para probocar casualidades.
    Ah y deberías contarme.. Facu? Carrera? Donde? Turnos? Hola!

    ResponderEliminar