retazos de cielo

Madrugo tus caricias y te toco las pestañas porque me hace bien. Me duermo tus abrazos y juego de tu boca porque el viernes es mi cama y la persiana está escondida. De a ratos, te quiero con botones. Del mundo, estamos a kilómetros de cerca.

exilio

Los pasajes tienen fecha de vencimiento. Y cuando la ciudad está triste, los semáforos corren. Paralelos a ninguna parte. Exentos de todo tiempo. Y de repente, tu boca; mi boca. Lejos del amor pero tan cerca. Lejos del dolor pero siempre precipicio.
Te necesito menos gris. Te necesito para la calle y desde el balcón. Para que corras cuando esté triste. Llevame a ninguna parte; quiero ser tiempo y de repente tu boca, mi ayer. Lejos del amor pero siempre precipicio. Lejos del dolor pero tan cerca.