de tu mal humor todas las cosas

Nos devoramos de palabras como mounstros.
Lejos. Lejos.
Es otra noche para aprendernos a querer en la distancia.
Para callarme todo lo que duele y tiene tu nombre
(es tan todo, tan todo papá).
Me abrazo a la pared porque tu puerta está cerrada
y tengo miedo.
Porque de antes, te pedí a gritos que me quieras
y sin embargo,
me jugaste siempre sucio.

Y sin embargo,
soy de vos y no conozco otra manera de crecer.

9 comentarios:

  1. Me gustó porque se reflexiona sobre los sentimientos y ademas el blog esta muy bien montado y vestido, un saludo y te voy a seguir!

    ResponderEliminar
  2. que hermoso, enserio.
    que envidia,apreciá el poder expresarte así. A mi no me nace algo así pero ni de estar toda la vida pesando.
    Suerte!

    ResponderEliminar
  3. Me encanto! Es realmente bueno este texto :)
    Espero que hablemos pronto nuevamente.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Ay, leerte y verme. Leerte y que sea tan domingo y tan atardecer.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Es triste.
    Igual, siempre increíble lo que escribís.

    ResponderEliminar
  6. Ya verás que llega amor del bueno, encanto. Amor que vale la pena.

    Por cierto: todo mi cariño.

    ResponderEliminar
  7. Me lo imaginé con música de fondo, en un bar con luces tenues.

    ResponderEliminar