tal vez una puerta

Tal vez una puerta
El mustio casi cerrar de una puerta
Esa ínfima porción de otra realidad
Ese querer extinguirse pero no
Pero entonces seguir vivos
Ver la luz abandonando los objetos invariablemente
Eternamente, para siempre
Tal vez una puerta
Tal vez eso te dejé o me dejaste
Quizá era cuestión de quedarnos a ver
A escuchar la puerta contra la pared
Pero corrimos
Corrimos
Y sé que te dejé o me dejaste la puerta entrecerrada
Tal vez una puerta
Tal vez o no
Nos abandonamos para siempre
Invariablemente tu mano y la mía
Eternamente nuestra despedida
Y siempre la puerta entrecerrada
Y siempre extinguirnos pero no

19 comentarios:

  1. Aveces resultamos un poco flojos y si no nos cierran la puerta perecemos... Porque una puerta entrecerrada que deseamos abierta termina estando abierta en nuestra perspectiva, generalmente muy distinta a la otra persona en cuestión.

    Me gustó!

    ResponderEliminar
  2. Nunca pensaste que cuando hay una puerta cerrada, lo que hay del otro lado deja de existir hasta el momento que la abrís?

    si, es loco, pero quizás así sucede...

    Un saludo real para usted, protocolar, pero con cariño...(?)

    ResponderEliminar
  3. claro que sí, pero en este caso la puertá está entrecerrada, por lo tanto lo del otro lado sigue existiendo

    ResponderEliminar
  4. pegale una patada, cerrala, la casa es grande y hay muchas puertas más para salir de la habitación, seguro, será dificil, pero esta bueno tomar el control de las cosas, poder decidir, animarte...

    ah, y saca la palabra de verificación de los comentarios(por favor), es bastante molesto tener que escribir asddkejf cuando voy a comentar jajaja

    ResponderEliminar
  5. que haya una entrecerrada no implica que no pueda abrir otras.
    y esto no deja de ser literatura (barata)

    ResponderEliminar
  6. Nada que decir mas que: QUE BUEN TEXTO!

    ResponderEliminar
  7. Esa fotografia me esta volviendo loco...!!!

    ResponderEliminar
  8. Cómo me gusta leerte y caerme en los versos y golpearme porque soy yo (y no)

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  9. ¡Que lindo Blog, palabras, versos!
    Besos
    Nina

    ResponderEliminar
  10. Aprecio mucho tu comentario :) Saludos mf!

    ResponderEliminar
  11. Precioso poema... si sólo alguna vez pudiéramos cerrar las puertas. Cómo nos gusta hacer de la vida un pasillo cada vez más largo y lleno de puertas entreabiertas! :s

    ResponderEliminar
  12. Puertas que jamás se cierran.
    Entrecerradas?
    No.
    Entreabiertas.

    Besos.

    ResponderEliminar
  13. A veces me olvido de como abrir las puertas que se me presentan.

    ResponderEliminar
  14. Me ha gustado tanto pero tanto
    Que he quedado ya sin palabras...

    Y sólo pienso en esa puerta entreabierta
    Lugar donde uno quisiera pasar...
    Y quedarse a descansar el Alma
    Para luego hacernos humo y bostezarnos a bocanadas
    Como ese sitio que todos conocemos
    Y nunca hemos ido...
    Como esa una puerta entrecerrada.

    Definitivamente un lujo tu poema.
    Te envío mi abrazo.
    Dani..

    ResponderEliminar