cambio de estación

Así como un otoño: primero mangas largas, después una campera,
dormir con frazada, comprar una bufanda y de a poco, porque de a
poco, acostumbrarse al frío. Así como un otoño: estar sin vos.
Dejaste de ser estufa y empezaste a ser ese viento que me quiebra
los huesos y entonces cerrarte la ventana. Te llevaste todas las hojas
y me volaste el cuerpo. Y de un abrazo cada vez más gris hasta
llovernos.
Despedida: un paragüas.

13 comentarios:

  1. baldosas flojas...(?)

    si, el otoño tiene una mística muy seductora, y esta bueno que no todos se de cuenta de eso, porque no da que todos salgan con sus paraguas a caminar solo porque sí, es muy molesto cruzarte con un paraguas de frente y hacer la matrix para esquivarlo.

    ah! gracias por sacar la palabra de verificación!

    (mucho tanto te gusta el otoño?)

    ResponderEliminar
  2. Que linda forma de describir la ausencia.

    ResponderEliminar
  3. Me gusta la comparativa. Que den tiempo para ir anestesiando las heridas de a poco...pero eso es complicado.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Tus comparaciones me acabarán matando de amor....hoy es el frio. Que dejas para mañana???

    Besos niña

    ResponderEliminar
  5. "Busqué, llamé,
    Miré cada mañana alrededor;
    Subí, bajé,
    Moví todas las hojas del jardín.
    Tiré, raspé
    Y ya no estabas."

    Al menos un paragüas. ¿Y cuando no hay ni eso?


    Abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Uff... y con ese tema de don Arisitmuño de fondo. Me gustó tu texto, a mi me gusta el otoño pero no en esas circunstancias, claro... Muy bien lograda la comparación.

    ResponderEliminar
  7. Qué bonito texto...
    dejaste de ser alfombra - corteza - almohada, diría tal vez Vallejo, y tú dijiste ya no estufa, ya no ventana....
    También me hizo pensar en una frase de Cortázar, tan especial siempre: "el otoño es un ponerse y sacarse pull-overs, irse encerrando, alejando." ("No se culpe a nadie").
    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  8. Muy ingenioso y muy sentido.
    Me ha gustado.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me re gusto topin, linda comparacion
    Y me senti tocada tambien jajaja

    ResponderEliminar
  10. El Otoño es demasiado especial para mí. Lo echo tanto de menos. Tanto.

    ResponderEliminar
  11. y que cambie la estación entonces...
    te espero la próxima.

    ResponderEliminar
  12. Es que todo cambia, encanto. ¿Para bien? ¿Para mal? Ni cómo saberlo si no lo vivimos.

    Muchísima luz para tu corazón.

    ResponderEliminar
  13. Donde vivo ahora son las 9:30 de la mañana. Me queda media hora para entrar a clase y casualmente me dio por meterme hoy por estos lares bloggeros. Gracias por elevarme hoy con tus letras, en un día que me hallaba terrenal. Ya puedo salir de mi casa volando! Que tengas un buen día.

    ResponderEliminar