mi kibbutz

De repente, nos tomamos del cuello y nos transformamos en letras. Praxis de cursivas en todos mis puntos, me ahogo hasta el hartazgo de tu boca. Y entonces es tan fácil caer en la ficción, desparramarnos por los renglones, salirnos del margen, entrar en un mundo inexistente. Y entonces somos letras y lo que es aproximarnos se convierte en amor y lo que es amor se convierte en metáfora y lo que es metáfora sale por tu boca y entra en la mía. Qué exquisito que de vos a mí haya un paréntesis y ese paréntesis repleto de cosas y esas cosas que no existen y que nacen y que mueren y que nos meten en otro mundo donde no hay cafés ni calendarios ni relojes, donde todo es una ventana abierta que mira a ningún lugar y ningún lugar está en tu boca. Qué tan boca tuya es salirme de mi cuerpo y entrar en ese mundo!

4 comentarios:

  1. Que viva la ciencia!, que viva la poesía!, qué viva siento mi lengua cuando tu lengua esta sobre la lengua mía!

    genial señorita, simplemente genial.

    ResponderEliminar
  2. Se me acaban las palabras para adularte. Se me agolpan en dedo gordo de la mano derecha y se me atasca el teclado.

    Eres, eres, eres...pues eso...

    Besos preciosos

    ResponderEliminar
  3. Dios mio no entendes la impotencia que tengo cuando te leo. publica algo por dios, nose
    es demasiado talento para estar tan escondido!
    quiza es parte de su belleza
    indescriptible

    ResponderEliminar