inmersión

Me ahogo en un cuerpo harto de sí mismo. Existo en metáfora: me sumerjo para ser otra. Mis piernas se entrecruzan en el vacío; el agua es espejo de lo irascible. La temperatura precipita al lenguaje: nado en la percepción. Soy bajo una única circunstancia: hundirme en profundidad y dejar de ser. Ese precipicio me es realidad. ¿Acaso no somos más vida ante la posibilidad de morir? La inmortalidad urge constancia. El yo nace en la alteración: la imposibilidad de existir por debajo del agua es la posibilidad de existir por encima de ella.

13 comentarios:

  1. Parece que seguimos en el proceso de encontrarnos, reconocernos... y por fin... aceptarnos...
    "hundirme en profundidad y dejar de ser. Ese precipicio me es realidad" A veces es necesario bajar tocar fondo para tomar invión!
    "la imposibilidad de existir por debajo del agua es la posibilidad de existir por encima de ella"
    Respirá Flor!
    Besosss! Gracias por pasar;)

    ResponderEliminar
  2. (esos versos no explican más que la voluntad de vivir: respiro, claro que sí.)

    ResponderEliminar
  3. Vos escribís desde el fondo del mar y yo te veo arriba en el cielo, igual sé que vos también te ves ahí, no todo es chocolate en la vida(?)


    muchos éxitos hoy señorita, un beso.

    ResponderEliminar
  4. Trato hecho.
    (no tengas miedo, el 3 lo tenés seguro)

    ResponderEliminar
  5. Hola, he encontrado tu blog, y me encanta, tienes mucha personalidad, es precioso.
    Me gustaria que te pasaras por el mio y me dieras tu opinion (: para mi es muy importante.Te espero en mis pequeños delirios .
    http://delicadezadeunsuspiro.blogspot.com/
    Delirios de una chica bipolar...]

    ResponderEliminar
  6. Linda, te mereces una canción como ésta:http://www.youtube.com/watch?v=_2HOb5mq6fI&feature=related

    No se lo digas a nadie, pero es mi modo de abrazarte virtualmente (andes nadando con tiburones o comiendo chocolates en las nubes)

    ResponderEliminar
  7. Prefiero la sopresa de lo inevitable
    lo unívoco de la inminencia,
    Tomar el café hoy enredado entre sus piernas,
    sentir el viento frío de la sudestada que obliga.
    Decir "no sé donde vas, pero vamos"
    Y ante la imposibilidad lo escribo.
    y ante la posibilidad lo callo.

    Me vuela como escribís lo que escribís. Salado.

    ResponderEliminar
  8. "El yo nace en la alteración: la imposibilidad de existir por debajo del agua es la posibilidad de existir por encima de ella..."

    Me encantó.

    ResponderEliminar