diario (3): revelación en la plaza

Francia es hermosa con lluvia, casi infinita. Los franceses forman una cuenca hidrográfica irreprensible, como en la obra de Caillebotte. No podía evitar sentirme un pincel insolente en La Plaza de Europa; cada paso era un absurdo para con el mundo. ¿En qué instancia me volví una minuciosa del espacio? Quizás en cuanto perdí noción del tiempo. Antes escribía, ahora matizo las palabras con acuarela, una acuarela de relámpago.

3 comentarios:

  1. Matizar; contemporizar,,, son verbos que me resultan simpáticos (parasimpáticos)... no sé, debe ser que últimamente pintar me parece algo muy absurdo,

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar