eso, escribir: nada

Mis textos me son, sobre todo, herméticos. Ciertas veces, tengo la impresión de cerrarlos, palabra por palabra, con un candado que quiera decir su antagónico (¡soy libre!). Escribir, me es el rastro de que pasaron por el mundo y acaso se quedaron en sí mismas. Como un anuncio impronunciable, una evidencia de haber sido. ¿No es todo texto, en su absoluto, una manera de decir nada? En ese caso, "¿cómo agregar más nada a la nada?": pulirse como si existiese a riesgo de ser vacío. Debería tenerse en cuenta, en el acto de decir, que todo lo decible tiende a no decirse; escribir es lo más parecido a visitar un escondite ajeno (y esconderse). Lo exclusivo de escribir, son las palabras: todo lo demás no pertenece a nadie y es apropiable del silencio. 
La falta, a menudo, de intervención para con mis propios textos, han de revelarme, además de nada, dos asuntos: primero, que de un momento a otro, dejo de ser yo; segundo que, inesperadamente, nunca lo fui.

4 comentarios:

  1. :)

    Me gusta esto, como onda ensayo.

    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  2. Qué hermoso es escribir compañera, qué hermoso es!

    Un abrazo con arena blanca y finita.
    Como pa meter los pies y jugar.

    Nicus

    ResponderEliminar
  3. Siempre en sintonía.
    A veces con Interferencias,

    pero sintonía.

    ResponderEliminar
  4. A mi me encanta como escribis! y claramente este post

    ResponderEliminar